Mejoran las condiciones para ingresar al mercado de capitales

21/04/2017 | Comercioyjusticia.info

Los especialistas del sector en Córdoba aseguran que la liquidez en manos de inversores institucionales y las tasas más atractivas, que han bajado de 38% a 22,25%, son bases para que tanto emisores como tomadores de deuda vuelvan a confiar en las herramientas financieras. El dólar estable, la disminución de la inflación y el ingreso de futuros inversores del exterior son variables alentadoras para colocar excedentes transitorios o permanentes, como también para conseguir financiamiento o para inversiones fijas o de capital de trabajo.

Por Laura Pantoja – lpantoja@comercioyjusticia.info

Las actuales condiciones económicas abren las puertas al mercado de capitales, que parece gozar de buena salud para revitalizar inversiones y nuevas posibilidades de fondeo.
De acuerdo con un sondeo realizado por Comercio y Justicia, es un buen momento para ingresar al mercado de capitales. “Existen niveles de liquidez importantes en manos de inversores institucionales (Anses, fondos comunes de inversión, compañías de seguro, bancos y empresas) y las tasas son atractivas, por debajo de las observadas en la última etapa del gobierno anterior, y sensiblemente menores a las de aquellos momentos de 2016 cuando el Banco Central de la República Argentina (BCRA) sostenía la tasa de Lebac a 38% anual”, apuntó Carlos César, uno de los socios de Trust Capital, especialista en estructuración de financiamiento en Córdoba.
Desde mediados de 2016, el BCRA comenzó a disminuir las tasas de interés a través de su influencia fijando las tasas de Lebac, que llegaron a pagar en su punto máximo hasta 38% anual, monto que ahora se encuentra a 22.25% anual, según apuntó el referente del mercado de capitales cordobés, Carlos Escalera, de Escalera Bursátil.

Otro de los puntos a favor es que el dólar se encuentra en bajos niveles y sin expectativas de subas importantes por parte de los analistas. “La inflación, que comenzó a bajar a mediados del año pasado, detuvo su descenso y si bien nadie piensa en un rebote fuerte de los índices de precios, está claro que no bajará del 17% anual que estima el Gobierno y que más probablemente se estabilice temporalmente en el orden de un 22%/24%, por lo que la tasa de interés de las Lebacs será negativa o apenas positiva”, añadió el especialista.
Otro punto no menor, según el agente de bolsa, es que Argentina, luego de salir del default al arreglar en marzo de 2016 con los holdouts, comenzó a “volver al mundo”, con lo cual es previsible que ingresen inversiones del exterior luego de las elecciones de medio término.
“Parecería ser un buen momento para ingresar en el mercado de capitales, tanto en acciones como en bonos del Estado”, resumió.
“Siempre es buen momento para estar en el mercado de capitales”, asegura, por su parte, Aníbal Casas, de S&C Inversiones.

“Lo que varía es en qué estar invertido o en qué estar endeudado, en función de que en el mercado de capitales hay posibilidad de colocar excedentes transitorios o permanentes, como también de conseguir financiamiento para inversiones fijas o de capital de trabajo”, apuntó.
El especialista explicó que la clave es saber en dónde hay que invertir y cómo optimizar el uso de capital propio y deuda, inclusive obteniendo ventajas fiscales. “Y este punto es muy importante en especial teniendo en cuenta la masiva participación en la amnistía fiscal y la necesidad de tomar en cuenta la incidencia fiscal de las inversiones y la toma de deuda, tanto en cuanto a los costos que generan los impuestos como en los eventuales ahorros impositivos que podemos generar”, amplió.

Las alternativas sugeridas
Los especialistas diseñan una serie de alternativas atractivas en función del riesgo y de la experiencia del inversor:

• En bonos del Estado se pueden obtener tasas de hasta 9% anual en dólares. No obstante, si se desea reducir el riesgo de tener bonos a largo plazo, Bonar 2024 ofrece una tasa interna de retorno de algo más de 5% anual. “La demanda puede aumentar fuertemente en estos bonos de la mano de dos hechos que ocurrirán próximamente. Por un lado, el vencimiento del Bonar 2017, que asciende a más de 7.000 millones de dólares, y que en alguna medida pueden buscar reinvertirse en otro bono. Por otra parte, a partir del 31 de marzo y hasta el 30 de abril, vencen los depósitos de dólares en los bancos de quienes ingresaron al blanqueo, y es esperable que una parte de esos vencimientos, que suman 9.000 millones de dólares, se vuelque también al mercado de capitales, en algunos casos buscando un título de bajo riesgo y de mucha liquidez como es el Bonar 2024”, precisó Escalera.

• La inversión en instrumentos de renta fija en pesos, bonos ajustables o instrumentos ajustables por tasa Badlar (como los fideicomisos Financieros) son extremadamente rentables, en especial cuando se miden en dólares. “Se han devengado tasas de hasta 38% anual en algunos momentos con un tipo de cambio que está hoy por debajo de $16, valor que alcanzó por primera vez en octubre de 2014”, aclaró Casas.

• La renta variable (acciones) tiene un desempeño fenomenal en los últimos años, partiendo de niveles extremadamente bajos “cuando el escenario de ‘chavización’ de la economía argentina estaban a la orden del día”, según opinó Casas.
“Debemos ser más prudentes en tema acciones ya que gran parte del recorrido alcista se ha materializado, pero de ser exitoso el plan de gobierno, los próximos años serán muy buenos para estos instrumentos. Conclusión, potencial interesante pero algo de cautela en este corto plazo”, añadió.

• La inversión en pesos es conveniente en la actualidad, ya que las perspectivas del tipo de cambio son estables en los próximos meses. “Las rentabilidades que ofrecen los instrumentos a tasa medida en dólares es en extremo difícil de conseguir en inversiones de riesgo similar, en especial medida después de impuestos”, resaltó.

• Para los inversores más tradicionales y apegados a la divisa estadounidense, existen instrumentos en esa moneda con rentas que superan ampliamente alternativas como el alquiler de departamentos. “Se podrían prestar a YPF a una tasa aproximada a 7% anual en dólar libre de impuestos a las ganancias en el caso de personas físicas”, destaca Casas.

• Un instrumento nuevo para captar inversores es el de fondos comunes de inversión cerrados (FCI), que permitían entrar a la amnistía sin pagar el costo de 10% a 15%. “Si bien han salido varios y con notable éxito, en general no tuvieron la relevancia que se esperaba por fallas en los tiempos de la CNV y del Congreso en regularlos”, dijo. No obstante, Casas graficó que si se llegara a sancionar la nueva Ley de Mercado de Capitales y poner en práctica alguno de los proyectos que se escuchan “off the record”, los FCI cerrados pueden ser muy buenos vehículos para financiar ciertos proyectos como los inmobiliarios pensados para venta y renta al estilo de los Real Estate Investments Trusts (REITs) de Estados Unidos, que tienen muchísimo éxito.

• La herramienta que continúa siendo importante en la negociación es el cheque de pago diferido y pagarés avalados por sociedades de garantías recíprocas. “Los primeros sirven para financiar capital de trabajo y son muy buen complemento a las líneas de inversión productiva de los bancos (cuando se acaba la tasa subsidiada este instrumento se torna el más competitivo de todo el mercado de capitales y financiero para pesos argentinos). Por su parte, los pagarés en dólares permiten obtener financiamiento para capital de trabajo más permanente e incluso para algunas inversiones; tiene un plazo mínimo de seis meses y máximo de tres años. Hoy se emiten en dólares, lo que permite a muchas empresas calzar moneda. “Para el agro, cuyos precios de venta dependen en gran medida del tipo de cambio, es carísimo tomar pesos prestados si no hay devaluación: la tasa en dólares está hoy en niveles de 7 u 8%” anual con un costo financiero total de aproximadamente 10%. Incluso muchas empresas hoy prefieren endeudarse en esa divisa extranjera y eventualmente luego usan dólar futuro para cubrirse si el tipo de cambio empieza a moverse”, ejemplificó Casas.

Obligaciones negociables
Por otra parte, desde el lado de la emisión, se ha producido un hecho que marca una nueva tendencia en el mercado de capitales. A diferencia de años anteriores, en que el fideicomiso financiero era el instrumento más utilizado por las emisoras, hoy las obligaciones negociables (ON) lideran el panel de instrumentos de deuda corporativa. “El inversor pone foco en la calidad crediticia del emisor y en la liquidez del instrumento (mercado secundario)”, indicó Carlos César.
No obstante, César reconoció que ha habido una caída en el uso de esta instrumentación, como consecuencia del impacto de la devaluación y la fuerte suba de tasas de interés para controlar la inflación durante el primer semestre del año pasado. “ Las que ya están en el mercado no se fueron, casi todas emitieron. Las nuevas esperaron a una baja de tasas y mejoras en las condiciones del mercado interno”, agregó. Por su parte, Escalera entiende que el mercado de obligaciones negociables se redujo a niveles muy bajos como consecuencia del ya terminado cepo cambiario, al tiempo que dejó huellas en aquellos emisores que se endeudaron en dólares y que se vieron obligados a comprar los dólares en mercados más costosos que el oficial de cambios, ya que el Estado no les vendía por la restricción.

“También la desaparición del Mercado de Valores de Córdoba, consecuencia de la nueva ley de mercado de capitales, ha complicado la posibilidad de emitir obligaciones negociables, toda vez que ahora hay que gestionarlas, tramitarlas, directamente en Comisión Nacional de Valores en Buenos Aires”, amplió Escalera.
Por su parte, desde Trust Capital recordaron que lo vivido en el segundo semestre del 2011, en el que una decena de pymes se volcaron a la emisión de obligaciones negociables, fue como consecuencia de la docencia por parte de la empresa. César indicó que se podría volver a repetir en el futuro cercano, ya con la presencia de un régimen pyme que hoy permite emitir hasta $100 millones en ONs (hasta hace nueve meses solamente $ 15 millones).
En donde esas herramientas se siguen moviendo a buen ritmo, es en el gran segmento corporativo como Arcor, Pampa, Raghsa, Aeropuestos Argentina 2000, Banco Galicia, Banco Macro, entre una larga serie de otros).

Respecto de la situación en Córdoba, Casas indicó que la Bolsa local está trabajando para facilitar el tratamiento de la documentación que debe presentarse, y la Comisión Nacional de Valores está mejorando fuertemente los procesos internos en aras de fomentar el uso de este instrumento entre las pymes”.

Perspectivas
La difusión y la economía “pujante” motorizarán las posibilidades

Los especialistas estiman que el mercado de capitales podrá recobrar mayor movimiento en el corto y mediano plazo y destacan como un buen momento para ingresar, sobre todo en acciones y bonos del Estado.
No obstante, aseguran que su dinamismo depende de la difusión y la penetración que puedan ocasionar sus operadores. “Menos de 5% del mercado potencial conoce y tiene buenas referencias del mercado de capitales. Y de ese porcentaje, menos aún lo ven como alternativa conservadora tanto a la hora de colocar su dinero como de buscar financiamiento”, dijo Casas de S&C Inversiones.
“Una economía pujante y estable ayudaría, pero depende más de quienes estamos en el sistema lograr que este crezca. Y venimos trabajando a tal fin. En los últimos años la cantidad de cuentas comitentes activas ha crecido exponencialmente (por ejemplo, el efecto Lebac tuvo una gran incidencia en el público masivo durante 2016) y los volúmenes operados vienen aumentando de manera sostenida”, agregó.

Por su parte, desde la estructuradora de financiamiento Trust Capital, César asegura que el apogeo de las pymes que se volcaron al mercado de capitales utilizando las obligaciones negociables (ON) fue producto del adoctrinamiento de su parte, algo que coincide con Casas.
En este contexto, el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Marcos Ayerra, aseguró que “el mercado de capitales es prioridad de este Gobierno” y reconoció que “si bien es chico, tiene potencial”.
Así, el funcionario resaltó que “los países que tienen un mercado desarrollado tienen riqueza, por lo que el Gobierno sabe que necesita un mercado más grande para terminar con la pobreza”.
También admitió que en el primer año de gobierno “el mercado obviamente arrancó lento”, pero destacó que “este año ya se ve una recuperación en el número de inversores”. “La cantidad de inversores es muy baja, pero vemos una tendencia favorable desde principio de año al alza. Cuadruplicamos las emisiones y se está acelerando el crecimiento”, precisó.
Ayerra señaló que la cantidad de fondos comunes de inversión se duplicó y que todavía “la mitad de los inversores son extranjeros”.

Ahorros superiores

Es posible eficientizar situaciones operativas. Se pueden comprar dólares vía letes, lo que permite ahorros en muchos casos superiores a 2% o 3% respecto al costo total de hacerlo vía bancos.

Primera SGR cordobesa

En las próximas semanas estará operativa la primera sociedad de garantía recíproca (SGR) cordobesa, Avales del Centro SGR, que ha sido fundada por la Bolsa de Comercio de Córdoba y otras instituciones.

Comentarios cerrados