¿Para qué sirve la Factura de Crédito Electrónica?

Desde el 1 de abril de 2021 entró en vigencia el nuevo régimen de factura de crédito electrónica


En primer lugar, las FCE (Factura de Crédito Electrónica) son un documento digital que ayuda a las pequeñas empresas a gestionar de manera eficiente su facturación y brindan la posibilidad de acceder a crédito

Por disposición de AFIP, las pequeñas empresas están obligadas a emitir una factura electrónica cuando son proveedoras de empresas grandes, siempre que el monto total de las operaciones sea igual o superior a $146.855. El régimen es optativo cuando dos pymes operan entre sí.

Para lograr una correcta operatoria es necesario que ambas partes tengan constituido el Domicilio Fiscal Electrónico y que exista registrado una CBU en la web de AFIP. Cuando se realiza la operación, las empresas acuerdan un plazo para el pago de acuerdo al documento. Al momento de la fecha de vencimiento, el importe de la factura se le debita a la empresa compradora y se le acredita a la pyme de forma automática.


Desde el 1 de abril de 2021, entró en vigencia la implementación del  Sistema de Circulación Abierta habilitando la opción de transferir la factura al sistema bancario para endosarla desde el home banking, con una operatoria similar a la del cheque electrónico (eCheq). El Sistema de Circulación Abierta garantiza la transparencia de toda la operatoria y les brinda a las pymes más tranquilidad y seguridad al momento de operar.


En cuanto a los plazos, la ley 27440 establece un plazo de 15 días para aceptar la FCE10 días para rechazarla. Estos plazos fueron extendidos hasta 30 días corridos, hasta el 31 de diciembre de 2021, en virtud de la resolución 167/2020.

Factura de Crédito Electrónica

Factura de Crédito Electrónica

Deje un comentario

5 × 1 =